Samael Episodio 1

Pizap 1428537038668

 

¿Qué tal? Mi nombre es César González, quisiera contarles un relato, más bien una experiencia que viví hace aproximadamente 6 meses, cuento esto por que quizá algún día pueda servir de algo.

Hace siete años mi esposa y yo decidimos tomar unas vacaciones, quisimos ir a Durango, un lugar que le gustaba visitar a mi esposa, ahí tenía a gran parte de sus parientes, camino a aquel lugar tenemos que pasar por un cementerio, eran aproximadamente las 12 del día, nos detuvimos, mi esposa quiso pasar a dejar unas flores a la tumba donde se encontraba enterrado su abuelo, cerca de aquella lápida se escuchaba un llanto, en efecto, nos acercamos y era un bebe abandonado, venía envuelto en una cobija, rota por cierto, no podíamos dejarlo ahí, quizá sus padres no cuentan con la estabilidad económica para hacerse cargo y por eso lo abandonaron, no sé, mi esposa y yo decidimos adoptar a ese pequeño bebe, quizá tenía pocos meses de haber nacido, era una niña, una hermosa niña a la cual le pusimos Norali.

A los 3 años después, mi esposa falleció de una enfermedad, una enfermedad muy avanzada, los médicos no pudieron hacer nada por salvarla, pero prometí que cuidaría de Norali, gracias a dios Norali creció siendo una niña fuerte, llegando a cumplir 7 años ella me pidió que la llevará a Durango, pues ahí la familia de mi esposa le harían una fiesta por su cumpleaños.

Recuerdo ese viaje, ya era algo tarde, quisimos irnos en la noche para evitar tanto tráfico, Norali iba en el asiento del co-piloto, venía dormida pero en sus manos sostenía un cuaderno de dibujo que le regale, la carretera iba realmente vacía, quizá yo era el único que conducía por ahí, vi a un policía pasar en el carril de a lado, bueno al menos no soy el único –dije mientras seguía manejando-, después, quizá 2 kilómetros más adelante aquella motocicleta donde iba el policía, estaba tirada y tumbada, pareciera que hubo un choque –no tome importancia y seguí mi camino, poco después volteo a ver a Norali, ella ya se encontraba despierta –me vio y sonrió, inmediatamente después en medio de la carretera de la nada se apareció una mujer, por no atropellarla desvié el volante derrapando la camioneta y dimos un fuerte impacto, quede inconsciente, varios minutos después desperté- ¿Qué paso? –Dije mientras me tomaba la cabeza pues me dolía por el impacto- ¿Dónde estoy? –Veo a mi lado y no estaba Norali, la puerta del co-piloto estaba abierta- ¡Norali! –exclame mientras me baje rápidamente de la camioneta, no veía casi nada, mucha niebla a mi alrededor- ¡Norali! –Grite mientras caminaba despacio por aquella calle-

 

Fin del capítulo 1.