Samael Episodio 9

Samael1

 

Capítulo 9

-Salí del muelle y me dirigí hacía el faro, estando ahí subí una escalera enorme, ya estando arriba vi a Jázmin parada pero desapareció al instante- ¡Espera!, diablos llegue muy tarde. –Regrese al muelle a ver si Miros había regresado pero aún no- ¡Maldición Miros no ha regresado! Tendré que ir a buscarla al parque de diversiones. –Me salí del muelle y corrí siguiendo las señales para llegar al parque, ya estando ahí, busque a Miros, la encontré, si, estaba sentada en una silla de ruedas, ella se levanto, tenía los ojos totalmente rojos, saco una pistola y comenzó a dispararme, que mala puntería, es obvio que Miros estaba poseída, no quería herirla, así que saque el liquido que tome del hospital y se lo avente encima, ella comenzó a toser y cayó al piso y de su cuerpo salió una especie de insecto, le disparé para matarlo, me acerque a Miros-

César: Miros, despierta, tienes que recuperarte, ¡Miros!

Miros: César, ¿Qué paso? –Sonó algo aturdida-

César: Shh, no hables, yo me haré cargo de ti.

Miros: César, ¿Por qué ellos tomaron a tu hija? ¿Por qué ella?

César: No estoy seguro, pero debes saber que Norali no es mi hija biológica, actualmente no se lo he dicho, de cualquier forma ella probablemente lo sabe, la encontré en un panteón junto con mi esposa, no se de donde vino.

Miros: En ese caso…

César: Hay una fuerte conexión entre Norali y esté pueblo.

Miros: ¿Qué harás ahora?

César: Norali es mi hija, tengo que salvarla.

-Comencé a marearme y caí en el piso, cuando desperté Miros ya no estaba pero yo seguía en el parque de diversiones, camine un poco y me encontré otra vez con Jázmin, esta vez no desapareció-

César: Imagine que vendrías –Ella se me seguía acercando- Detente, no se lo que intentas hacer pero no me importa, solo deja ir a Norali, eso es todo lo que te pido –Ella uso sus poderes y me arrojo al piso- ¿qué demonios? –En eso el flauros comienza a flotar de mi bolsillo y me proporciono un tipo de escudo- ¿Qué es esto? –Jázmin cayó al suelo en su dolor- ¿Dónde está mi hija? Regrésame a mi hija –Dije apuntándola con la pistola, cuando en eso llega Nadia-

Nadia: Al fin, Jázmin.

Jázmin: Ah?

César: Nadia, ¿Dónde está Norali? –Nadia solo me ignoró-

Nadia: Jázmin, esté es el fin de tu pequeño juego.

Jázmin: ¿Mamá?

César: ¿Qué, es tu hija? –Dije a nadia, cuando ella volvió a ignorarme-

Nadia: Tu fuiste una pequeña terrible plaga, me aseguraré de que tu no escapes de tu hechizo, pero mami no sabe mucho de ti, por eso te capturé, pero es una lastima ¿Verdad?, ahora debes estar en deuda con esté hombre por su ayuda –Me señalo-

César: ¿He, de qué estás hablando? –Siguió ignorándome-

Nadia: Jázmin, mi pequeña hija, hay algo más que necesito de ti.

Jázmin: ¡No!, ¡Aléjate de mi!

Nadia: Mala niña, todo está listo, ahora vamos a casa.

César: ¿Qué ocurre aquí?

Jázmin: ¡Ah!

-En eso desparecí junto con Nadia y Jázmin, cuando me di cuenta desperté en el hospital con Monse-

Monse: César…

César: Monse, ¿Qué paso? ¿Dónde están Jázmin y Nadia?

Monse: César, escúchame, algo que tu dijiste antes me inquieto, no lo pude sacar de mi cabeza.

César: ¿Y qué es?

Monse: Cuando fui al sótano, todo me asusto, como si fuera el infierno, había cuartos espeluznantes, pero realmente nada inusual ahí abajo. Pero cuando baje tuve un extraño sentimiento, nunca lo tuve antes, parece que está pasando algo pero no puedo recordarlo completamente, de alguna manera algo está pasándome, César ¡Ayúdame! Estoy tan asustada.

César: Es solo una cosa temporal, estás en shock desde que fuiste noqueada, no te pongas nerviosa por eso.

Monse: ¡No! Tu no me entiendes

-Monse se dirigió a la puerta y se fue, yo salí tras ella y solo había un elevador- He sido llamado, ¿Qué está pasando en esté pueblo? ¿Cómo puede ser que estén pasando estás cosas?, tengo el presentimiento de que si entro al elevador, encontraré lo que busco. –Me dirigí hacía el elevador lentamente-

-Salí del elevador y entre a la habitación mas cercana y había una jaula de pájaro, no había nada interesante, después entre a la sala de mobiliario, tampoco había nada, seguí caminando hasta encontrar unas escaleras, baje y me encontraba en un salón de clases con un solo pupitre, seguí caminando y salí por otra puerta donde me encontré un destornillador y unas pinzas, ambos tomé, regrese por las escaleras y busque una habitación donde pudiera utilizar las cosas que tome, la encontré y con la ayuda de las pinzas pude rescatar una llave que decía “Ophiel” , busque la puerta que tuviera ese escrito, la encontré y utilice la llave para entrar, ya dentro de ahí estaba en otro pasillo, entre en una puerta donde habían muchos cuadros, pareciera que tengo que resolver un acertijo, se trataba de los signos zodiacales, una vez resuelto los acertijos rescate una piedra que tenía como nombre ‘’Piedra del tiempo”, salí de ahí y seguí mi camino hasta encontrar una puerta, pero no se podía abrir tenía un código y al lado una nota con pistas para descifrar el código, esté es “ALERT”, pude abrir la puerta, camine hasta encontrar el deposito de cadáveres y en la pared estaba un objeto llamado “Amuleto de Salomón”, regrese por el mismo lugar y me encontré de nuevo con Monse que estaba en una esquina de la habitación.

Monse: César…

César: -Gire al escuchar su voz- Monse ¿Qué pasa contigo?

Monse: Lo entiendo ahora, por que estoy viva cuando todos están muertos. No soy la única que está caminando por aquí. Lo debí haber notado antes, soy una de ellos.

César: Monse…

Monse: Mantente conmigo César, por favor, estoy tan asustada, ayúdame, sálvame de ellos, por favor, César… César –En eso Monse comienza a llorar y empieza a sangrar de la cabeza, vi como se empezaba a transformar en un demonio-

César: ¿He? –Salí rápido del cuarto y me puse a cubrir la puerta para evitar que ella saliera, mientras ella desesperada golpeaba la puerta- Monse…

Final capítulo 9